La libre información: Caso FENATRADO

Inicio / Artículos / La libre información: Caso FENATRADO

Es equívoca la vendido idea de patriotismo que se da en colaboración con los sistemas de comunicación masivos y, amparados en instituciones débiles marigoneadas por sectores económicos por omisión o colaboración aparentemente inocente.

Un caso ejemplar de cómo es la realidad o cómo se intenta ocultar o maquillar, lo es la batalla legal entablada por la Asociación de hombres de empresa dominicana -CONEP- contra el monopolio de FENATRADO. Las causas reales de ese embrollo no se han dilucidado públicamente como se ha hecho creer, porque lo que ha estado en juego son los millones de pesos que los empresarios y productores dominicanos están perdiendo por la veda impuesta por Haití al transporte vía carretera de los 23 productos dominicanos. Los empresarios del transporte haitiano demandan participación, y la presión haitiana es la veda al trasporte carretero para que sus empresarios obtengan participación en el negocio del transporte que hasta ahora solo lo tiene FENATRADO.

Según la Asociación de exportadores dominicanos-ADOEXPO bajo esta  administración gubernamental República Dominicana ha estado perdiendo en las exportaciones hacia Haití más de 800 millones de dólares en lo que va de año.Y esto es  debido al secuestro monopólico que tiene FENATRADO, que se ha abrogado el derecho de creer que son ellos los únicos que pueden transportar todo lo que Haití compre en Dominicana y eso se da en complicidad con las instituciones del Estado Dominicano, la prensa y los militares que tienen intereses en el negocio. Acaso no es sabido que los propietarios de FENATRADO son ex militares y sus acólitos?. Vaya usted a saber por qué no se dilucido esto públicamente. Al fin y al cabo el sistema de comunicación y la libertad de información se plegó a la solicitud de Juan Hubiere. O no?.

El dominicano necesita estar en capacidad de entender que los procesos migratorios son fenómenos de ascenso mundial cuya causa fundamental es la búsqueda de oportunidades para sobrevivir económicamente, y la manera de salvaguardar la integridad física cuando esta peligra en la tierra natal. De facto, estas dos son las causales que motivan la inmigración haitiana por lo que hay que obviar en los analisis la recreación de situaciones ficticias que obnubila la capacidad de pensar de profesionales y la toma de decisiones de funcionarios.

El incentivo de la inmigración haitiana en RD también lo facilita República Dominicana con la apertura que desde sectores gubernamentales y empresariales se manifiesta en la contratación de mano de obra haitiana principalmente en el sector construcción y agrícola que involucra a funcionarios e instituciones gubernamentales y empresarios privados.

Como se puede comprobar con datos,  los que se benefician de la presencia de haitianos en RD no son otros, sigue siendo solo un 1% de los dominicanos. No hay que buscar a chivos expiatorios en el patrioterismo ni en los que aclaman que el aprovechamiento de las riquezas -en este caso de la producción agrícola y sus fuerzas productivas-, y las exportaciones es algo estratégico que amerita una administrcamiones-de-carga-de-fenatrado-300x178ación responsable y de miradas estratégicas de sobrevivencia, y sobre todo la vision de desarrollo del país y bienestar de los pobladores.

Seguir cultivando el cuento necesariamente para mantener este sistema de irrealidades lleva a los ultranazionalista al tema de la unión fusión, y ello no permite leer la realidad en su justa dimensión, e imposibilita una real colaboración insular y binacional, justo como lo que son, dos Estados que tienen la responsabilizad de salvaguardar y cuidar esta isla, el habitad y sus pobladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: