Matiz: EEUU en conflicto post electoral

Inicio / Artículos / Matiz: EEUU en conflicto post electoral

artculoCiertamente llama la atención que han sido infructíferos los intentos de la sociedad norteamericana en cambiar “esa forma absurda de jugarle sucio a la voluntad popular del sistema americano” como se señala  cuando se da por hecho que Hillary Clinton perdió las elecciones a nivel de Colegio Electoral a pesar de llevar mas de 300 mil votos y contando, por encima de Donald Trump y eso no cambia el resultado oficialmente anunciado. El tiene la mayoría de colegios electorales, 290 contra 228, y solo se necesitan 270 para ganar.

En el Sistema Norteamericano “Sólo en elecciones muy ajustadas el elegido gana en la suma de votos del colegio electoral y pierde en la de los votos populares. En tiempos modernos sólo ha sucedido una vez: en 2000 con George W. Bush contra Al Gore. Las otras tres veces fueron en elecciones en el siglo XIX, menos comparables con la situación actual y con muchos menos votantes (las mujeres, por ejemplo, no pudieron votar en todos los estados hasta 1920)”.

En esta coyuntura, a Hillary Clinton solo le queda la victoria popular, realidad que se resiste aceptar grupos que hoy expresan su inconformidad. Y, no es conveniente para USA verse envuelta en pérdidas fruto de manifestaciones sociales y presiones que incipientemente comienzan a escenificarse en Estados Unidos.

La sociedad norteamericana ha crecido, y rechaza en las calles un presidente abiertamente xenófobo y racista. Y ha sabido recoger también la enseñanza de los acompañamientos de procesos democráticos que USA ha venido llevando a cabo en su política exterior. Por lo que esa misma búsqueda de respeto a la voluntad popular puede llevar a hacer presión hoy más fuerte que ayer, y esta vez puede doblarle el pulso, usando sus propios mecanismos.

En el caso hipotético de que las protestas crezcan como para presionar lo suficiente, el Congreso, Cámara de Representantes, esta compelido a presentar alguna solución alternativa satisfactoria ante  esta situación percibida anómala en el sistema electoral.  USA en este momento no puede darse el lujo de no hacer caso a un proceso de esa naturaleza.

Sin ánimo de valorar la justeza o no de la posición política, de generarse suficiente presión social a lo interno de la sociedad norteamericana,  EEUU puede no dar atención a la demanda pero perderá moral política internacional; porque estaría actuando contra lo que ha estado predicando y con ello echará por el suelo su política exterior con Venezuela, Cuba,  y el acompañamiento-apoyo brindado en el proceso que acaba de vivirse en Argentina y Brasil.

EEUU es la capital del mundo y hoy  tiene que estar muy enfocada en defender su corona. Y, no le conviene defender a capa y espada algo que es demanda popular certificada con el voto popular bajo cualquier sistema democrático, y más el que se crea el mejor y del que se espera tiene que seguir siendo ejemplo de esplendor y símbolo de respeto del Sistema Democrático.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: